BIOCONSTRUCION CON FARDOS DE PAJA

Fardos de Paja

Es una materia prima renovable que mediante la fotosíntesis de la energía solar toma agua y minerales de la tierra. Se compone de celulosa, lignina y tierra silicia y muestra un exterior ceroso e impermeable.

Cómo paja se considera el tallo seco de los cereales de:

o de plantas fibrosas como

Construcción Natural


Para la Bioconstrucción de Casas de Paja se recomienda la Paja de Trigo, la Escanda o Espelta, el Arroz y el Centeno.

La cebada y la avena, no son tan estables y resulta menos convenientes. La paja se descompone muy lentamente como consecuencia de su alto contenido de silicatos, por dicha particularidad, se utiliza en agricultura ecológica para aflojar el suelo.

Desde hace muchos siglos se usa en Europa y en América como son los techos de quincha que ofrecen una mayor durabilidad. Como agregado en la construcción de casas en adobe se usa con el fin de mejorar el el aislamiento térmico y reducir la rajadura durante el secado de este material.


Dimensiones

Los fardos de paja se hacen en varios formatos los más chicos: Tienen medidas que van de los 32 cm a 35 cm x 50 cm x 50 a 120 cm, si bien el ancho de 50 cm puede ser algo menor.
En la producción de fardos se emplea enfardadoras que hacen una presión entre 80 y 120 kg/ metro cúbico; los fardos hechos con menor presión no son aptos para la construcción natural. El largo de los fardos de la paja usualmente es de 80 a 90 cm.

Los fardos medianos, con medidas de 50 cm x 80 cm x 70 cm a 240 cm y los grandes, con medida de 70 cm x 120 cm x 100 cm a 300 cm aún mayores, son usados por lo general sólo para la construcción de muros portantes, ya que genera ancho de pared mayores y, a causa de su mayor peso, sólo pueden ser movidos con autoelevadores. La presión de enfardado va de los 180 a 200 kg/ metros cúbicos.


Que hay que tener en cuenta a la hora de comprar o hacer fardos de paja

Los fardos de paja fresco de una misma cosecha presentan frecuentemente una humedad diferente según la hora del corte dado que por la mañana está más húmeda que por la tarde.
Para usar el material como elemento en la bioconstruccion, la humedad debe estar por debajo del 15%.

Además, puede acontecer que la densidad y la forma prismática del fardo varien: a mayor velocidad de cosecha, menos exacta la forma de los cantos. Puede ser perjudicial para la calidad de los fardos además, el porcentaje de yuyos del campo: Las hierba se comprime menos y se pudre más rápido con humedades altas.
Los fardos comprados, deben estar libres de hierba, y de ser posible estar comprimidos fuertemente (más de 90 kg/ metros cúbicos) y ser regulares en sus dimensiones.

Los viejos fardos de paja 

Son muy útiles si no presentan ningún signo de putrefacción o moho. El hilo de atar no debe ser elástico, son buenos los flejes de polipropileno, que pueden apretarse mucho más que las cuerdas de sisal.

Los Fardos deben almacenarse 

En forma seca; esto significa que no tengan contacto con la humedad del suelo y deben estar protegido de la lluvia. En la obra, es mejor ponerlo sobre pallets.
Los fardos húmedos no se deben almacenarse herméticamente, pues se secan muy lentamente y existe el peligro de que el microorganismo inicien un proceso de putrefacción.



Entradas populares

Como hacer bloques de Tierra Comprimida

VIVIENDAS DE AUTOSUFICIENCIA HÓRREO ASTURIANO

SUPERFICIE ACUMULADORA

INVERNADERO O ESPACIO SOLAR

QUE ES ARQUITECTURA TROGLODITA

Arquitectura | EL ARTE DE HABITAR